E allora tutti a casa: Trump se retira de Siria, la Revolución Rojava sigue

- Una opinión personal

Tratando de salvarse del peligro de su aniquilamiento, el Imperialismo lleva a cabo, con todos sus esfuerzos, la propaganda de la omnipotencia de las armas. En la guerra el factor decisivo es y será el hombre, las masas populares son y seguirán siendo las forjadoras de la Historia.
Nguyen Vo Giap (1911-2013)

Hace tiempo que se habla del overstrech (sobreexpansión estratégica) de la presencia militar yanqui en el mundo, un fenómeno contradictorio:

> Las guerras imperialistas son una necesidad para el complejo militar-industrial yanqui, y éste lo es para sostener en general a la economía capitalista yanqui.

> Los costos que el Estado debe asumir y que traslada a toda la sociedad son cada vez menos soportales.

> A la larga, estas guerras son derrotas. EEUU no puede, luego de una ofensiva militar, sostener en ese punto un estatus permanente de control imperialista. Lo que provoca en realidad es un caos creciente, con costos humanos, políticos y materiales.

> Y, al final, el obligado repliegue le trae nuevos problemas.

> El aspecto militar es, a su vez, sólo una parte del problema más general de la decadencia de la hegemonía yanqui en el mundo, en sus aspectos de comercio, producción industrial, productividad, finanzas, liderazgo político, etc.

> El brazo militar ha tenido el papel de compensar, hasta ahora, esa decadencia en los demás aspectos. Pero al final la agrava. 

Y así anda a los tumbos. Tumbos que son fuertes golpazos en todo el mundo, pero a los tumbos. La retirada de Siria está dentro de ese panorama. 

Trump la anuncia con el discurso triunfalista propio de él, diciendo haber "derrotado al Estado Islámico". Por su parte el Secretario de Defensa Jim Mattis dice que es "un error estratégico" y renuncia, ya había tenido diferencias con la política de Trump. Pero no es cuestión de diferencias personales sino al revés, la situación contradictoria se expresa en esas diferencias. 

El hecho es que necesitan quedarse, quieren quedarse, pero se van. Buscarán y seguramente encontrarán formas alternativas de presencia, menos costosas (y menos efectivas también) que la presencia militar directa. Pero se van.

Dice Trump: "El presidente Erdogan de Turquía me ha informado firmemente que erradicará todo lo que quede de ISIS en Siria, y es un hombre que puede hacer mucho, Turquía está en la puerta de al lado. ¡Nuestras tropas están llegando a casa!"

¿Y qué encontrarán en casa? Al mismo tiempo en que Trump anuncia este retiro gran parte de las oficinas de la Casa Blanca y las agencias gubernamentales son cerradas por falta de presupuesto, 800 mil funcionarios pasan a licencia sin goce de sueldo. Porque no ha habido acuerdo entre el gobierno y el Congreso por los costos del muro que se quiere construir en la frontera de México. Mientras llegan enormes caravanas de inmigrantes desde la tierra destruida de América Central.

De lo que queremos hablar aquí es de un aspecto de la guerra de Siria: lo que tiene que ver con las milicias kurdas. 

Porque ese, y no el Estado Islámico, es el objetivo de Erdogán. Ahora mismo Turquía está enviado a la frontera tanques, obuses, vehículos blindados, contra las milicias kurdas. Ha anunciado que va a lanzar próximamente una operación al este del río Éufrates, al norte de Siria. O sea, invadir otro país, a nadie le importa. Ni al gobierno de ese país que "defiende su soberanía". 

Trump se atribuye el triunfo pero los expertos de su gobierno y fuerzas armadas hablan del papel clave y principal que han tenido las milicias kurdas de las YPG-YPJ, guerra en que en verdad las tropas yanquis de infantería nunca han estado en la primera línea de fuego, solamente en esta nueva modalidad de "guerra a distancia" en la que pueden matar pero que arriesguen su vida otros. Han estado en bombardeos, bases, suministro de armamento y adiestramiento. Pero no en combate directo. 

El triunfo en una guerra es de los que pelean en la guerra.

La alianza entre el imperialismo yanqui y una milicia revolucionaria (ampliada con otros, y con toda la relatividad del caso) ha sido un hecho extraño, producto de circunstancias especiales de la guerra, pero ahora las cosas también vuelven a casa.

El Partido de los Trabajadores de Kurdistán/ PKK es la cabeza originaria de este proceso revolucionario. Fue sacado, o sus ramificaciones al menos, de la categoría de "terrorista" en la que estaba a instancias de Turquía, por unos quince minutos, ahora vuelve.

Fue la militancia del PKK la que creó esas milicias, que se hicieron conocer mundialmente cuando en enero 2015 derrotaron al Estado Islámico en la batalla de Kobane, ciudad siria fronteriza con Turquía, y en los meses siguientes lo fueron expulsando de esa región. Eso lo lograron las milicias prácticamente solas, la ayuda de otros combatientes voluntarios que logró llegar a último momento debió vencer el cerco que puso Turquía, que de hecho colaboraba con el Estado Islámico. La ayuda de EEUU era puramente nominal.

La batalla de Kobane fue precedida de un avance salvaje y destructivo del Estado Islámico por toda la región, provocando un desastre humanitario. La huida de la gente pudo ser organizada por las milicias kurdas que evacuaron más de cien poblados en el norte de Siria, y el Estado Islámico siguió avanzando hasta sitiar Kobane. Pero las milicias resistieron, rompieron el cerco y liberaron la ciudad. En los meses siguientes fueron haciendo retroceder al EI y liberaron toda la región.

¿Cómo pudo ocurrir esto?

La fuerza que derrotó al Estado Islámico fue el alzamiento revolucionario de los pueblos del norte de Siria, sólo un proyecto de transformación social radical puede levantar toda la energía de ese pueblo, y conducirlo a un triunfo de este tipo. Para eso a su vez fue necesario una "puesta a punto" de la revolución, un nuevo tipo de proyecto revolucionario.

Es cómico que nuestro canciller Nin Novoa hablase en París en 2015 de una "coalición militar internacional contra el yihadismo" (y agregaba "los que estamos en contra del terrorismo tendremos actitudes más arrojadas") diciendo que "la solución sólo puede ser militar y no política" (y al día siguiente aclaró que Uruguay no se involucraría en esa coalición militar, duró poco el arrojo). Nin no entiende que es el quiebre político lo que echa por tierra las alianzas miliares.
 
El Estado Islámico se forma por la descomposición del dominio imperialista en esa zona de la periferia capitalista. En principio fue un invento yanqui para socavar a todas esas rivalidades emergentes que iban desarmando su control imperial, pero el invento trató de matar al inventor. No pudo, pero indirectamente trajo consecuencias que ni el inventor ni el invento querían.

Han habido varios casos de piezas desprendidas, ex mandos medios que se salen de control, como fue Sadam y es al-Assad. Turquía es un subimperialismo empujado a una agenda propia por sus propias contradicciones. Rusia capitalista, un parthner candidato del imperialismo colectivo pero no han dado con el precio. Y así es la crisis de dominación

Se hizo necesaria entonces una guerra conjunta contra el fenómeno desbocado del Estado Islámico, pero las enemistades entre las partes que querían ganar esta guerra cada una por su parte más que ganarla, llevaron a ese desastre. Siria se desgajó. 

EEUU pelea contra el EI pero también contra al-Assad, al-Assad pelea contra el EI pero también contra la oposición, que es sostenida por EEUU. Turquía quiere derrotar antes que nada a los "terroristas" de las milicias kurdas, y busca el apoyo de Rusia, Rusia busca derrotar al EI pero sosteniendo a al-Assad ante EEUU. 

Las milicias revolucionarias inicialmente kurdas se fueron haciendo su lugar en la guerra, y formaron las Fuerzas Democráticas Sirias, una una alianza que hoy incluye árabes, asirios, turcomanos y chechenos, de varias orientaciones políticas (legando a unos 80 mil combatientes), que busca crear una Siria secular, democrática y federal. 

La constitución interina para las zonas liberadas se aprobó en enero de 2014. El preámbulo dice: “Nosotros, los pueblos de la Región Democrática Autónoma de Afrîn, Cizîrê y Kobanî, una confederación de kurdos, árabes, siríacos, arameos, turcomanos, armenios y chechenos, declaramos y establecemos libre y solemnemente esta Carta. En la búsqueda de la libertad, la justicia, la dignidad y la democracia y liderados por los principios de igualdad y sostenibilidad ambiental... nosotros, los pueblos de las regiones autónomas, nos unimos en el espíritu de reconciliación, pluralismo y participación democrática".
 

A partir de esto se forma la Federación Democrática del Norte de Siria (FDNS), abarca la región autónoma de hecho, conocida como Rojava, constituida por los tres cantones mencionados con un amplio autogobierno, también controla zonas adyacentes a estos cantones. La autonomía la fue obteniendo a través de victorias militares, estableciendo y expandiendo gradualmente un Estado laico basado en los principios del confederalismo democrático: la igualdad de género, el socialismo democrático y el desarrollo ecológico. Alberga hoy a más de a 4 millones de personas, y su población crece con los que abandonan otras partes de Siria devastadas por la guerra para buscar refugio allí. El co-ministro de economía de FDNS (porque en todos los puestos tienen dos co-titulares, un hombre y una mujer) estima que la producción económica de la FDNS sería  el 55% del PIB total de Siria.

Las Fuerzas Democráticas Sirias contaron hasta hace poco con el apoyo de EEUU en materia de suministro de armas, adiestramiento, y apoyo logístico, además de los bombardeos.

Ercan Ayboga (kurdo turco residente en Alemania) en el libro "Revolución en Rojava: Autonomía democrática y Liberación de la mujer en el Kurdistán sirio", dice que en esta "Tercera Guerra Mundial con Siria como centro" hay tres sistemas de fuerzas: el imperialismo internacional representado principalmente por Estados Unidos y Rusia (disputando entre sí); el status quo regional entre Turquía, Irán y Arabia Saudita con características imperialistas; y por último las fuerzas revolucionarias y democráticas lideradas por la Revolución de Rojava y el PKK.

“Estas tres fuerzas están luchando entre sí y el resultado se complica con coaliciones y conflictos armados en constante cambio. Cada fuerza desarrolla relaciones con aquellos que parecen oponerse al enemigo, para lograr sus intereses estratégicos. Esto está relacionado con la profunda y estructural crisis del capitalismo experimentada violentamente en el Medio Oriente. No es suficiente tener un enfoque ideológico y político como lo hacen muchas organizaciones izquierdistas y socialistas, sino que un enfoque organizativo y militar es crucial".


Esto fue escrito en 2015.

Los hechos posteriores deberían enseñarnos, en eso del enfoque ideológico y político.

En diciembre de 2016 las fuerzas del gobierno de Damasco expulsan al Estado Islámico de Aleppo y toman la ciudad. Fue uno de los combates prolongados más sangrientos y destructivos de esta guerra, con actuaciones muy cuestionables de todas las fuerzas que terminan derrotando al EI.

En octubre de 2017 las Fuerzas Democráticas Sirias recuperan el último bastión y capital proclamada del "califato", Raqqa. Estaba en poder del EI desde enero del 2014, había sido fuertemente bombardeada por Francia en noviembre de 2015, en marzo de 2016 el gobierno de Damasco intentó capturarla y entró en parte en la zona, pero terminó fracasando. Por último, la recuperación lograda por las FDS se hizo con el criterio de minimizar las bajas humanas, que tratan de seguir y encuentran dificultades porque ninguna de las otras partes combatientes se preocupa por eso.

"Nuestro objetivo esencial es negociar con el gobierno central y obtener un cierto estatus para las áreas que liberamos. Si es necesario, estamos dispuestos a entablar un diálogo con el gobierno central [de Bashar al-Ásad] al respecto", dijo Mazlum Kobane, comandante en jefe de las FDS en una entrevista con el periódico Al-Monitor.

- ¿Comenzaste a luchar en filas del PKK?
- Sí, pero eso fue hace mucho tiempo.
- ¿Conoces personalmente a Abdullah Ocalan, se dice incluso que te ama como a un hijo?
- Si, lo conocí cuando él vivía en Siria. El líder Apo
[Ocalan] llegó a conocer a casi todas las familias kurdas aquí. En Aleppo, Damasco, Afrin, el liderazgo de Apo es una realidad de esta región que no puede ser ignorada. Es una filosofía, una ideología. El PKK es una organización, un partido un movimiento. No podemos reducir Rojava a un solo movimiento. Hay todo tipo de personas viviendo aquí. Hay árabes, de Raqqa, de Hasakah. ... Hay circasianos. Ahí está el PKK. Está el KNC, Consejo Nacional del Kurdistán. Hay quienes apoyan al líder del Kurdistán iraquí Massoud Barzani. Hay quienes apoyan al régimen de Assad. Pero los simpatizantes del PKK son mayoría. Y aquí hay árabes que quieren aprender sobre la filosofía del líder Apo y quiénes la aceptan. Hay miles de nuestra gente que fueron martirizados luchando en las filas del PKK. Pero Rojava no está compuesto únicamente por simpatizantes del PKK. Somos responsables de las áreas de mayoría kurda y mixta que gobernamos bajo el liderazgo de la Federación Democrática del Norte de Siria, así como para las áreas que recientemente liberamos. Si no llegamos a un acuerdo con el gobierno central en Damasco, prevalecerá el status quo en esta región. Y habrá un acuerdo, o una guerra,
- Se dice que sin el apoyo del PKK nunca habrían logrado la fuerza e influencia que actualmente disfrutan en Siria.
- El PKK brindó mucho apoyo a Rojava. Contribuyó significativamente a su éxito. Pero la fuente más importante de nuestro éxito es la propia gente de Rojava. Sus jovenes ¿Cómo se estableció el YPG? Sí, hubo quienes lucharon en el PKK y en otros lugares entre sus fundadores, y cuando estalló el conflicto en Siria, un grupo de esas personas regresó a Siria. Pero no fue un gran grupo.
- ¿Eras parte de ese grupo?
- Si. Regresé en la primavera de 2011. Había alrededor de 30 de nosotros. Pero si miles de jóvenes locales no se hubieran unido y la población local no hubiera ampliado su apoyo moral y material, un ejército tan poderoso como las FDS nunca podría haberse formado. La coalición anti-EI comenzó a proporcionarnos armas sólo recientemente. Antes de que llegaran los estadounidenses, liberamos muchas áreas con nuestros Kalashnikov. Si el apoyo de nuestra gente, si el valor de nuestra juventud no se considera la causa fundamental de nuestro éxito, sacaremos las conclusiones equivocadas. El éxito de este lugar es su propia fuerza.

Antes de ver lo que pasó a continuación, marquemos el hecho de que los kurdos seguidores del PKK en Siria nunca plantearon la separación de Rojava de Siria ni la formación de un estado nacional kurdo. Tampoco algo parecido en Turquía. Lo que se plantea es la autonomía de la FDNS dentro de una Siria federal. Y una Siria federal, además de ser inobjetable desde el punto de vista del derecho de los pueblos, es la única salida política sensata para terminar con el derramamiento de sangre de esta guerra sin sentido, ahora ya derrotado el Estado Islámico.

No fue eso lo que pasó.

La ciudad de Afrin forma parte del proyecto autonómico del norte de Siria desde 2012. En agosto de 2015 comenzó a funcionar la Universidad de Afrin, con diferentes carreras en literatura, ingeniería, economía, medicina, topografía, música y teatro, y lengua kurda. En enero de 2018 Turquía comenzó un bombardeo permanente, y en marzo un ataque terrestre traspasando la frontera, utilizando una milicia islamista de 10.000 efectivos, tanques suministrados por Alemania, aviones de combate suministrados por Estados Unidos y aprovechando que Rusia eliminó sus vuelos de cobertura en la zona. Ni el gobierno sirio y las fuerzas de al-Assad ni sus aliados internacionales como Rusia e Irán enviaron apoyo militar a las FDS que defendían la ciudad.

Incapaces de resistir el ataque militar, las fuerzas ligeramente armadas
de las FDS de Afrin dieron el paso al costado y se retiraron, posponiendo la lucha para el futuro. La ocupación de Turquía provocó la muerte de miles de personas y el desplazamiento de 350 mil. Casi todos los gobiernos del mundo hicieron la vista gorda ante este ataque. En ese punto empezaron los conflictos con las fuerzas de EEUU incluyendo algún incidente con heridos.

Ahora  que las tropas de EEUU se retiran y rompen la alianza transitoria con las milicias de las FDS, no hay lugar a dobles interpretaciones. Para hacer la guerra sin pelear, los yanquis necesitaban a alguien que lo hiciese por ellos. Apoyar a al-Asad era lo que menos querían, intentaron la "oposición islamista moderada" pero no resultó. Todos los demás actores en escena tienen sus propios intereses.

La carta kurda con su proyecto revolucionario era arriesgada en términos estratégicos, pero en lo táctico, un socio débil sin respaldo internacional y sin desarrollo era una opción posible. El criterio sería úselo y tírelo.

Ahora es el momento en que las cosas quedan claras. La polémica en la izquierda se ha mantenido hasta ahora y posiblemente no desaparezca del todo.

Pero hay temas más urgentes. Para muchos analistas la nueva realidad para las milicias, sin apoyo aéreo ni antiaereo, sin suministro continuado de armas, sin alianzas con países de importancia en la región ni en el mundo, y ante la prolongación de una guerra con enemigos declarados, hará que no puedan continuar.

Giap no estaría de acuerdo.

El PKK, Partido de los Trabajadores de Kurdistán, adoptó su nombre por el Partido de los Trabajadores de Vietnam. Pero la realidad ha cambiado desde ese tiempo, y el PKK cambió en algunas cosas su concepto de revolución y de socialismo. Y algo sigue igual. 

Si no fue posible crear dos tres muchos Vietnam, ¿podremos muchas Rojava? Esa es la pregunta crucial de nuestro tiempo. Porque, gente, el tiempo de los posibles Vietnam no volverá.

La revolución en Rojava ha llamado mundialmente la atención por el marcado protagonismo de la mujer. El vietnamita, un idioma muy diferente al nuestro, tiene otra forma de nombrar a los sujetos, y sabiendo el papel que cumplió realmente la mujer en aquella guerra no vamos a sacar conclusiones apenas por el título "El hombre y el arma". Este fragmento aclara:

"No somos lo suficientemente fuertes como para expulsar a medio millón de tropas estadounidenses de Vietnam, pero ese no es nuestro objetivo. Buscamos romper la voluntad de guerra prolongada del gobierno de los Estados Unidos. Westmoreland se equivocó al confiar en su poder de fuego superior para aplastarnos. Nuestros compañeros soviéticos y chinos tampoco pudieron captar nuestra resolución cuando cuestionaron el número de divisiones que teníamos, más o menos en comparación con las tropas estadounidenses, cómo nos comparábamos con los técnicos estadounidenses, artillería estadounidense o ataques estadounidenses. Estamos llevando a cabo la guerra popular , al estilo vietnamita: una guerra integral, una fuerza total en la que cada hombre, cada mujer, cada unidad, grande o pequeña, se mantiene en el todo del pueblo movilizado. Por lo tanto, las armas estadounidense sofisticadas, los dispositivos electrónicos y cosas así son inútiles. A pesar del poder militar, los estadounidenses han calculado mal las limitaciones de su fuerza. En la guerra solo había dos elementos: las personas y las armas. Al final, sin embargo, las personas siguen siendo el factor decisivo. La gente".

Para que la gente se levante tiene tiene que creer en el proyecto, y para eso el proyecto tiene que aprender de las experiencias habidas. Las "contradicciones en el seno del pueblo" han tenido un desarrollo, lo que en aquel tiempo emergía hoy ha ganado su lugar. También el criterio de minimizar los costos humanos, en que la guerra enseñó. 
 
Y por cierto, un cambio habido es que hoy ya no están los "compañeros soviéticos y chinos", y tampoco ningún otro gobierno "compañero" de la revolución Rojava. Y el realismo dice que es una gran desventaja, porque antes mal acompañado que solo.

Giap no estaría de acuerdo.

Otras notas sobre el tema en este Blog:
Listos para acoplar con Damasco (Comandante kurdo sirio) 
Geopolítica de los kurdos sirios y cooperación militar con los EE. UU. Ercan Ayboga
Rojava revolucionaria: un experimento polietnico, feminista y anticapitalista
¡Crear dos, tres, muchas revoluciones Rojava!
Rojava y el legado de mayo del 68
La hora del Kurdistán Occidental
Solidaridad con Kurdistán y represión en España
Los kurdos sirios continúan con las elecciones a pesar de las divisiones
​Feminismo moderno: aprender de las mujeres kurdas
Turquía: después de Afrîn, los otomanos sueñan con el sultán Erdoğan
Afrín entre las garras de las grandes potencias

Giap, accesible en pdf en español:
Guerra de pueblo, ejército de pueblo 
El hombre y el arma 

Entradas más populares de este blog