Vogliamo i colonnelli - (Queremos los coroneles)
-  Una opinión personal


En 1973, además de otras cosas que pasaron, se entrenó en Italia una película de Mario Monicelli, con Ugo Tognazzi.

"Se representa la historia de un grupo de coroneles, reclutados y encabezados por Tognazzi, que planean dar un gran golpe de estado, que el fascismo suba al poder y derrocar así al régimen demócrata que gobernaba hasta entonces. Pero sus planes no podrán materializarse, principalmente por increíbles ineptitudes a la hora de ejecutar su plan, y es a través de ese rotundo fracaso que Monicelli desliza su deliciosa comedia, ridiculización y sátira de los fascistas. La película narra al estilo Monicellli los hechos reales del 'golpe borghese', un golpe de estado planeado por miembros de extrema derecha en la Italia de los 70",

Parte fundamental del plan era trasmitir el golpe por televisión, con una proclama patriótica (hoy serían las redes, aunque no es lo mismo) pero llegan tarde a copar el canal, cuando ya están cerrando.

- ¡Póngalo de nuevo al aire!
[Este es Tognazzi, fusil apuntando]
- Sí, lo hago, pero en este momento realmente no hay nadie mirando.
-
[vacila un poco...] ¿Cuándo empiezan a trasmitir de nuevo?
- A las 7 con la Santa Misa.
[Y la impagable cara de frustración resignada de Tognazzi, todo salió mal]

Sin el genio de Monicelli ni la gracia de Tognazzi, la imitación uruguaya de hoy resultó muy mala, aunque igual da para reírse. A medianoche circulaba por las redes un audio larguísimo de un milico que contaba con lujo de detalles los planes de la genial conspiración, paso a paso. Culpaba de todo a "Costansia Moreira" (¡ahí sí! debemos reconocer ese toque de neorealismo italiano, gota de hiperrealismo en la sátira, estuvo bien).


Y a las 7 tuvimos la Santa Misa, el jefe que dice "No, no hagan nada que pueda tomarse como disobey a las utoridades", el presi diciendo que tiene plena confianza en el jefe y que lo sancionó porque no le quedaba otra, una ex diputada elogiando al presi como discípulo de Sun Tzu (¡!!!!), y "versiones" de que ajustarían el proyecto en diputados para conseguir el voto 50, conshensho. Por allí también en la pantalla Rubio defensor por izquierda del militarismo, pero no estaba en la conspiración, no, fue de nabo no más.

Prefiero a los tanos.

En 1973 tuvimos un golpe real en Uruguay, no una mascarada. Costó asesinados, torturados, desaparecidos, niños robados. Y, con estas fuerzas armadas, les llevó aaaaaños armarlo. Tuvieron un escribiente en casa de gobierno que los ayudó, el papá del que ahora está en la AUF. Tenían además todo el contexto internacional.

Hoy las cosas, de a poquito nuevamente, se van preparando. Las condiciones son un poco distintas porque plata para el botín ya no hay mucha, y los muchachos ya están un poco gastados de más. Pero siempre hay quien los ayude, sea por interés o por estupidez. El contexto internacional también se viene.

Dada las características del Uruguay, la cosa va a demorar. Vienen en eso, retrasados y mal preparados, pero van a tratar porque no sirven para otra cosa. La propaganda ya empezó, por desastrosa que sea.

Lo que realmente debe preocuparnos es lo mal que estamos nosotros, ni dos ideas coherentes, entre los que quieren "reformar", "modernizar", "achicar", y los que quieren "contemplar al pobre soldado".

Pero por mal que estemos, tenemos tiempo de recuperarnos de todo eso y más, y ponernos las pilas.

DESMANTELAR LAS FUERZAS ARMADAS

Entradas más populares de este blog