Noruega: Partido de Izquierda Socialista, desafíos y tareas
>Temirov Marat Arturovich

Audun Lisbakken es un político noruego, cuya personalidad está constantemente sujeta a fuertes críticas, debido a su cargo anterior (encabezó el muy notorio Ministerio para la Infancia, la Igualdad y la Integración Social de 2009 a 2012). Sin embargo, con su pasado muy excéntrico desde 2012, se convirtió en el jefe del Partido de Izquierda Socialista (SLP) en Noruega y ocupa este cargo también en este momento. SLP es ahora uno de los mayores partidos de oposición en Noruega. Desde allí en el Storting (el parlamento noruego que consta de 169 diputados elegidos por 4 años) está representado por 11 miembros, que para las realidades de la estructura política noruega es mucho.
 
Inicialmente, Audun Lisbakken se adhirió a los puntos de vista marxistas radicales y quiso abolir el "capitalismo". En 2005, en su folleto para la juventud socialista, titulado "Manifiesto 02", pidió la prohibición del trabajo asalariado. Es decir, puede decir con seguridad que en su cortos años tenía mucho calor y que era inherente al mismo maximalismo juvenil. Sin embargo, durante su campaña política por el puesto de líder del partido en 2011, admitió que sus puntos de vista habían cambiado significativamente y que ya no era el "marxista revolucionario" el que se había sido en el pasado. Además, comenzó a creer que Noruega después de 2009 (después de la crisis) necesita aún más democracia económica que nunca. Uno puede recurrir una de las citas más impactantes de Audun: "El capitalismo no es divertido, por eso estoy en contra".
 
Y, sin embargo, con toda la ambigüedad de la personalidad de Audun Lisbakken, sus servicios al partido en sí no pueden sobreestimarse. Por ejemplo, en las elecciones parlamentarias de 2009, cuando el Partido Socialista de Izquierda aún estaba encabezado por Kristin Halvorsen, el partido obtuvo el 6.2% de los votos y recibió 11 escaños en el Storting. Fueron 2.6% de los votos y 4 escaños menos que en las elecciones anteriores. Fue posible rastrear claramente la tendencia a reducir el interés en el partido y la pérdida del electorado. Esta tendencia persistió hasta las elecciones de 2013. El partido tuvo el 4.1% de los votos y quedó con 7 escaños. Por supuesto, en este momento el partido ya estaba dirigido por Audun, sin embargo, se convirtió en el jefe del partido recién en 2012 y simplemente no había tenido tiempo para cambios significativos. Y ya en las elecciones de 2017 el partido comienza a subir nuevamente y recibe un 6% de los votos y 11 escaños, lo que no parece ser nada especial, no pasó del 6%. Esto es cierto, si no tomamos en cuenta el hecho de que todos los partidos tuvieron un resultado negativo.  Entonces, ¿cuál es el mérito de la personalidad de Audun? Trataré de responder esta pregunta ahora.
 
El hecho es que el Partido de Izquierda Socialista, el Partido de los Trabajadores de Noruega y el Partido del Centro forman la "Coalición Roji-Verde", que les permite tener poder en el parlamento y promover sus ideas y proyectos de ley radicales. La coalición se formó en 2005 y todavía funciona. Sin embargo, no todo es tan sencillo en los partidos izquierda, el hecho es que sus opiniones  difieren en muchos puntos, incluido el principal (como ser la política ambiental, o problemas de discriminación). El ala izquierda, cree que las opiniones del Partido de los Trabajadores no son lo suficientemente radicales. La cuestión de la membresía en la UE también es aguda. Los izquierdistas están categóricamente en contra, ya que creen que esto dañará la economía noruega, a su vez, el Partido Laborista tiene la opinión contraria. Todos estos desacuerdos llevaron a la disminución en los resultados de estos partidos.
 
De hecho, vemos un enfrentamiento entre la izquierda y la derecha, y otro dentro de la coalición.  Pero la mayoría pertenece al Partido de los Trabajadores, que dicta las reglas básicas del juego, aunque en parte tiene en cuenta a los centristas y los izquierdistas. Y lo que le queda al Partido de Izquierda Socialista es tratar de mantener el equilibrio entre las concesiones a la derecha y defender sus posiciones para mantener la credibilidad entre sus electores. La situación es muy complicada, y el mérito de Audun es que no solo mantiene la presencia de su partido en la coalición gobernante, sino que también impone sus ideas sobre el ala derecha de dicha coalición, utilizando el hecho de que sin la izquierda el Partido Laborista, la misma no tendrá mayoría.
 
Fuente: Rabkor http://rabkor.ru/columns/edu/2018/05/11/norway/

Fuentes utilizadas por el autor:
http://www.newsinenglish.no/2015/03/13/the-socialist-left-fights-for-its-life/
https://www.thelocal.no/20120312/socialist-left-opts-for-lysbakken-despite-scandal


Entradas más populares de este blog