Cataluña, el derecho al divorcio y la "unidad de la familia obrera"
>Una opinión personal

El conocido marxista argentino Rolando Astarita publica desde hace años un excelente blog de análisis y opinión en el que aborda muy diversos temas. Su contribución es enorme. De vez en cuando pongo algún comentario, lo mismo que muchos otros lectores. Esas discusiones nos enriquecen..

Como sabemos, el próximo referéndum de Cataluña convocado para el 1º de octubre ha provocado muchas polémicas. También en el blog de Astarita.

Debo agradecer a algunos de sus lectores las observaciones que me han dado sobre muchos temas. Especialmente "Quimicus", "Joachim" y "Cultura socialista". Este último me dice: "Su postura es muy razonable. Lo único que le falla es que desconoce absolutamente la realidad del pueblo catalán, seguramente por la lejanía".

Por supuesto que tiene razón. He opinado en base a cuestiones generales (y sobre temas que Astarita trata también en forma general) desde la lejanía del "paisito" Uruguay. Tengo una hija en Barcelona (de ideas anarquistas, tal vez la forma de rebelión contra un padre marxista, que no integra ningún grupo anarquista debido a los usos autoritarios que tienen los antiautoritarios autoritarios que me hacen recordar lo que decía Trotsky de los anarquistas españoles de su tiempo, "Execraban de toda dictadura salvo la propia"). 

Pero no puedo recurrir acá a mi hija, ella me dice "Que voten y decidan ser independientes o no ser independientes, pero que voten y se pongan a hablar de otra cosa". Está saludablemente harta del tema y no la voy a fastidiar pidiéndole información.

Contestando un comentario que hice en su blog, Astarita dice: "un Estado catalán que recibe la adhesión ideológica (nacionalismo mediante) de la clase obrera no es más débil frente a la clase obrera, sino todo lo contrario". Luego continúa en una forma que considero equivocada y fuera de tono, pero no vale la pena. Creo que es sólo porque no ha entendido cuál es mi posición (aunque pienso que mi texto estaba claro), de modo que lo aclararé mejor, sin entrar en pequeñeces. 

En realidad yo nunca llamé a apoyar "nacionalismo mediante" a un estado catalán. Yo estoy en contra de TODO nacionalismo, creo que Uruguay nunca debió constituirse como país independiente de las Provincias Unidas del Sur, en cambio sí me parece que fue progresivo independizarse de España, pero eso no quiere decir reivindicar la "revolución democrático-burguesa" en Nuestra América, en la que la revolución burguesa fue antidemocrática y el intento de revolución democrática, anti-burgués,

Las notas de Astarita son:  Nacionalismo catalán y un texto de Lenin, y
Nacionalismo catalán y respuesta a un crítico, (1)

Lo central que dice es "la constitución de Catalunya como Estado independiente NO ES históricamente progresiva... PORQUE no existe una relación de explotación, o de saqueo colonial, sobre Catalunya [ni] estamos en presencia de alguna forma de nacionalismo feudal enfrentado a un nacionalismo catalán democrático-burgués progresista" (Subrayados míos)

Allí está el eje de la discusión. Todos están de acuerdo en rechazar el nacionalismo y reivindicar el internacionalismo proletario, todos están de acuerdo en defender los derechos democráticos de los catalanes, su derecho a decidir. Solamente discrepan en lo que deberían decidir. Parten de los mismos principios generales y llegan a conclusiones diferentes en el caso concreto. Luego se produce una situación lamentable, aunque muy común: se empiezan a atribuir en forma cruzada posiciones que no son exactamente las que han expresado pero que son más fáciles de refutar. Trataré de no caer en lo mismo.

Con lo que dice Astarita después del "porque" estoy plenamente de acuerdo, es evidente. Pero  con ese "porque" saca como conclusión el "no es" de la primera parte. ¿Qué implica ese razonamiento?

> "no hay razón para esperar que la independencia de Catalunya dé lugar a un desarrollo cualitativamente superior de sus fuerzas productivas; o a una superación de los problemas fundamentales que padecen los explotados". Sigo estando totalmente de acuerdo. 

> "la formación de pequeños Estados nacionales a lo largo y ancho de la Península Ibérica PUEDE ser un factor de mayor atraso y rivalidades". 

De nuevo el subrayado es mío, de nuevo estoy de acuerdo si lo mantenemos en "puede" porque a Seguro se lo llevaron preso y no lo soltaron nunca más, pero sacar la negativa de un simple "puede", me parece que "no se puede". La independencia "puede" también ser un factor de crisis política del estado reaccionario español y eso "puede" facilitar la rebelión de los trabajadores. Lo que "no puede" hacerse es descartar tan fácilmente ese camino. 

> "combatir al nacionalismo y preservar la unidad de la clase obrera" "la unidad de los trabajadores por encima de cualquier nacionalismo"

¡TOTALMENTE DE ACUERDO!

Preservar la unidad de la clase obrera ¿obliga a mantener estados-nación no deseados, sin modificar?

> "reconocer el derecho de las naciones a la autodeterminación", en esto estamos todos de acuerdo, pero algunos (Astarita y otros muchos) reconocen ese derecho pero opinan en contra de efectivizar esa opción, es una posición totalmente válida. Lenin ponía las cosas así: reconocer el derecho al divorcio no significa estar a favor de divorciar a todas las parejas. Si, obviamente, pero acá estamos ante ESTA situación concreta.

Recordemos que hace más de un siglo, a impulso del presidente José Batlle y Ordóñez (que venía de una familia de inmigrantes catalanes) se legisló en Uruguay el divorcio por simple voluntad de la mujer.

En el caso catalán uno de los cónyuges quiere el divorcio (o al menos reclama su derecho a decidir o no si se divorcia por su simple voluntad) y el otro le dice: No tenés derecho a decidir nada, que te divorcies es ilegal

Astarita, por supuesto, no dice semejante barbaridad. Lo que dice es: "El derecho democrático a la separación es históricamente progresista. La separación efectiva no tiene por qué serlo".

No tiene por qué serlo, no tiene por qué no serlo. Pero en este caso concreto ¿lo es o no les?. Esto lo comparte en Facebook Julio-Néstor Sosa Benia, y tal vez quienes están mejor informados me puedan decir si es cierto o no:

"Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba cobrar un impuesto a los bancos para grandes fortunas y el TC lo tumba. Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba proteger a los ciudadanos que han sido estafados por hipotecas o preferentes y el TC lo tumba. Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba garantizar que las familias pobres tengan luz, agua y gas en los meses de invierno y el TC lo tumba. Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba cobrar un impuesto por cada piso vacío y dedicarlo a alquiler social y el TC lo tumba. Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba hacer políticas de igualdad entre hombres y mujeres y el TC lo tumba. Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba que el catalán es la lengua vehicular en la escuela y el TC lo tumba. Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba cobrar un impuesto a las centrales nucleares y destinar su importe a la protección ambiental y el TC lo tumba. Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba prohibir el fracking y el TC lo tumba. Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba cobrar una tasa a las operadoras de Internet para dedicarlo a la cultura y el TC lo tumba. Cataluña es un país donde su Parlamento aprueba prohibir las corridas de toros y el TC lo tumba. Este resumen se lee en dos minutos, pero la lista -que podría ser el triple de larga- se ha ido gestando con años. Faltan las becas universitarias, las infraestructuras ferroviarias, las matrículas a los coches, los horarios comerciales, y un centenar de competencias más en las que se le ha dejado claro que, por más mayorías que haya en el Parlamento, a la hora de la verdad quedarán en papel mojado porque la última palabra la tiene siempre Madrid. Después de 38 años de Constitución y de inicio de la presunta descentralización el legado jurídico nos deja bien claro el modus operandi: se traspasa la competencia a la Comunidad Autónoma, se ejerce, pero si la ley no gusta a la administración estatal, una de dos: o el Tribunal Constitucional la tumba o se redacta una ley española que, tal como dice la Constitución, tiene un rango superior a la autonómica que, en la práctica, queda anulada. Y cuando te preguntas si vale la pena continuar con un estado así, resulta que preguntártelo también está prohibido. Como también está prohibido -y con riesgo de prisión- permitir hacer un debate en el Parlamento sobre cómo podría ser un estado que no prohibiera tanto. Esto también está prohibido. Y así, de prohibición en prohibición, cada vez hay más personas que en lugar de hacerse la pregunta prohibida empiezan a tener ya la respuesta. Sin que nadie se lo haya preguntado porque está prohibido. Y cuando después de una pregunta prohibida tienes una respuesta convencida? entonces ya no hay tribunal que lo tumbe".

Astarita trae a colación, para fundamentar su planteo, un texto de Lenin de 1914, "El derecho de las naciones a la autodeterminación" (2). Algunas cosas hay que aclarar respecto de este texto.

Se desarrolla a partir de una diferencia de posiciones entre Lenin y Rosa Luxemburgo sobre el tema de la independencia de Polonia. En aquel famoso congreso del POSDR de 1903 se planteó el tema de las naciones aplastadas por el imperio zarista, entre otras Polonia. Algunos "socialistas" polacos reclamaban en esa época el derecho a la independencia. El POSDR incorpora en su programa el derecho a la autodeterminación de las naciones en los términos completamente compatibles con lo que formula Astarita. Totalmente de acuerdo.

Rosa Luxemburgo discrepaba frontalmente con esos "socialistas" polacos, viendo las cosas en forma diferente. Una revolucionaria proletaria salida de Polonia (del "hormiguero de Creacovia" ironiza Lenin en forma bastante horrible) plantea una serie de objeciones: el reino de Polonia y Lituania reunía varias realidades nacionales diferentes, varios pueblos, no había ninguna "burguesía democrática" que levantase la independencia, no sería una consigna progresiva, rompería la unidad de los proletarios sometidos en el imperio ruso, y en términos generales considera que en condiciones de hegemonía imperialista esa consigna es irrealizable, y en la revolución proletaria se vuelve obsoleta. Ante estas objeciones Lenin reivindica el programa del Partido. Sobre la independencia de Polonia de Rusia, la polaca dice que no, el ruso dice que sí. 

Sería como si acá un español dijese "los españoles defendemos el derecho de independencia de los catalanes", y una catalana dijese "esa independencia no tiene sentido".

Prestemos atención al texto de Lenin. Usa contra Rosa, los argumentos de Kautsky. Eso, de por sí, no quiere decir nada, "La verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero". Pero ¿cuáles son los argumentos?  

Los mismos argumentos de Astarita pero dados vuelta. Con toda coherencia, Astarita toma para decir "NO" las mismas razones de Kautsky y Lenin para decir "SI". 

O sea, no hay acá "...una relación de explotación, o de saqueo colonial" y la "presencia de alguna forma de nacionalismo feudal enfrentado a un nacionalismo democrático-burgués progresista".

Kautsky y Lenin decían que esas eran las condiciones que se daban en el este de Europa y otros países "atrasados", y POR ESO apoyaban el derecho a la independencia pues llevaría a "un desarrollo cualitativamente superior de sus fuerzas productivas". Estamos hablando, como Kautsky y Lenin lo dicen expresamente de eso DENTRO DEL CAPITALISMO.  

Como Astrita no considera que eso sea posible hoy en una Cataluña capitalista (y hasta ahí ESTOY DE ACUERDO CON ÉL), descarta la independencia. Estas son sus razones:

"...la formación de Estados nacionales conllevará, inevitablemente, la creación de nuevas fronteras nacionales, que generarán un campo más amplio para la imposición de barreras aduaneras y de todo tipo... los socialistas no...  alentamos la formación de más y más fronteras nacionales. Nuestro programa es el opuesto, queremos acabar con las fronteras nacionales".

Si Cataluña es una mujer ante un divorcio por su sola voluntad, el gobierno reaccionario español dice que no tiene derecho, Astarita dice que puede hacerlo pero NO DEBE hacerlo porque debe pensar en "la unidad de la familia".

Claro está que crear nuevos estados significa crear nuevas fronteras (excepto el estado de Israel que no se sabe qué fronteras tiene), y el programa de los socialistas es acabar con todas las fronteras. Pero entonces HABRÍA QUE OPONERSE A TODA INDEPENDENCIA, EN TODOS LOS CASOS.

La argumentación de Kautsky y Lenin para apoyar CIERTOS nuevos estados dentro del sistema capitalista es debido a que lo considera PROGRESIVO, por ser llevados adelante por burguesías democráticas, por superar situaciones de atraso feudal u opresión colonial, porque desarrollaría así las fuerzas productivas. Se apuesta a ese papel progresista contingente del capitalismo en ciertas situaciones.

Astarita, como es plenamente consciente de que el capitalismo NO CUMPLE HOY ese papel progresista de ninguna manera y en ningún lugar (véase su blog para innumerables ejemplos concretos de esta idea) descarta esa opción. Y no encuentra entonces razones válidas para que Cataluña se independice. También señala que todos los movimientos políticos tienen un carácter de clase, y es correcto. Dice que ese reclamo catalán es un movimiento burgués, y es correcto. Pero como él mismo lo ha dicho, no siempre hay que rechazar el reclamo de un sector burgués contra otro sector burgués.

Antes de dejar ese tema de Lenin, algunas cosas. Primero, Polonia. La independencia de Polonia no tuvo ningún carácter progresivo. Cuando la guerra en que la Rusia Soviética en 1919 recupera Ucrania (que había cedido a los alemanes en 1918) desaloja a los polacos. Pero luego continúa la guerra contra ellos e invade Polonia en 1920, allí había un gobierno de Pilsudski, el jefe de aquellos "socialistas". El Ejército Rojo de Rusia es derrotado.

En 1922 Lenin recapitula los errores de Rosa Luxemburgo, y señala como uno de ellos su posición sobre la independencia de Polonia. 

Pero si la teoría de Lenin de 1914 era correcta, fue equivocada su práctica de 1920. Si Lenin estuvo bien en 1920 entonces era equivocada su teoría de 1914. Personalmente creo que estaban mal las dos cosas. 

NUNCA hubo una Polonia burguesa progresista. Rosa tenía razón

No es este el tema de esta discusión, pero al traer algún texto de Lenin o del que sea, tengamos en cuenta el juicio de los hechos.

Esa esperanza leninista sobre un cierto rol progresivo del capitalismo en los países "atrasados" nunca funcionó. En 1912 veía "errores" en el revolucionario chino democrático-burgués Sun Yat-sen y lo califica de "populista" por su planteo de que China pudiese saltear una etapa capitalista. En la polémica con Rosa en 1914 espera el desarrollo de estados capitalistas en los Balcanes. En 1920 la Rusia Soviética firma un tratado de amistad con el gobierno nacionalista tuirco de Kemal Ataturk al mismo tiempo este gobierno subía a un barco a toda la dirección del Partido Comunista de Turqía, y los tira al mar. Hubo sin duda una Turquía capitalista con un gran desarrollo pero ¿en qué sentido progresista? Cuando la guerra ruso-japonesa en 1905 señalaba que Japón era un capitalismo moderno "progresista", sin duda Japón tuvo un desarrollo capitalista impresionante en el sigo, pero ¿progresista?

Un caso más. En 1920 el Segundo Congreso de la Internacional Comunista discute el planteo de los bolcheviques (y Lenin y Trotsky) de apoyar los movimientos democrático-burgueses en los países coloniales, semicoloniales o "atrasados". Un indio (de la India) M.N.Roy, hace algunas objeciones, y discute con Lenin, quien acepta una mejora hacia la izquierda de ese planteo, apoyarlos solo sin son "verdaderamente revolucionarios". Pero Roy no estaba allí por la India sino representando al Partido Comunista de México. Ese Congreso (y el 3ro y el 4to) trazan directivas sobre la revolución acá y allá. No dicen una palabra sobre México, ni sobre ningún país de América Latina. No se enteraron de que en México, unos años antes, hubo una revolución. Y el Partido Comunista de México apoyaba al gobierno contrarrevolucionario de Carranza.

De modo que tengamos un poco de cuidado al aplicar textos leninistas en este caso.  Lenin tenía expectativas infundadas en un capitalismo independiente el el Tercer Mundo. Si eran infundadas en ese tiempo, mucho más infundadas ahora. De modo que la oposición de Astarita al nacionalismo es totalmente correcta. Pero saca de allí conclusiones equivocadas. Solamente toma en cuenta UNA posibilidad de progreso, el que viene con el "desarrollo de las fuerzas productivas".

Lo curioso es que a partir del "independentista" Lenin saca conclusiones "anti-independistas". Y me parece que del análisis de la "anti-independentista" Rosa podemos sacar acá una conclusión "independentista".

Ni el desarrollo de las fuerzas productivas por vía capitalista es condición suficiente para el progreso, ni es tampoco condición necesaria.

Como dije, me parece progresivo que este país, hoy Uruguay, en el siglo XIX se independizase de España (en forma "ilegal", por cierto), no así de lo que hoy es Argentina. También se independizó de Brasil. Tomemos eso.

Hoy hay en Brasil un estado capitalista que oprime a la clase obrera. La solidaridad internacionalista de los trabajadores nos pone junto a la clase trabajadora brasileña, que está sufriendo una agresión burguesa, una reforma reaccionaria de la legislación laboral  para profundizar la explotación capitalista. 

Uruguay es un estado capitalista, un modo capitalista de producción basado en la explotación del trabajo con un gobierno burgués reaccionario pro-imperialista. Pero en ciertos aspectos, la correlación de clases permite tener un régimen político e institucional que puede significar algunas ventajas relativas para el desarrollo de la lucha de los trabajadores. No hay que exagerar ni mistificar, y mucho menos da para levantar un proyecto nacionalista burgués, lo que no es mucho problema porque la burguesía uruguaya difícilmente logre entusiasmar a nadie, ni a ella misma.

Supongamos que se plantease hoy un referéndum para unirse a Brasil. Podríamos manejar dos argumentos en favor. a) Uniéndonos a la clase obrera brasileña esa clase sería más fuerte. b) Y si en cambio nos mantenemos "junto" a la burguesía uruguaya, es el estado burgués en Uruguay el que resulta "más fuerte".

Una de la leyes progresistas democráticas aprobadas hace poco es la legalización regulada del comercio de marihuana. Entre otras cosas, creo que es progresista porque reduce el alcance represivo del estado burgués, usado para el disciplinamiento y el aplastamiento, en especial de la juventud, que es importante para mantener el régimen burgués.

Traigo esto. y aclaro que yo personalmente NO FUMO NADA. porque hay por allí una caracterización de "anticapitalista hippie" a un movimiento catalán que está en el campo independentista. Yo, nada que ver. Pero me parece que si en esa hipotética discusión esgrimiese esos argumentos "anti-independentistas" que puse más arriba, sería inevitable que me dijesen "¿Qué fumaste?"  

En definitiva, lo que creo es: hay que hacer el análisis concreto de la situación concreta; la cita de textos clásicos tiene un valor relativo; desatar de un estado burgués reaccionario a una comunidad obviamente multiclasista y siguiendo todavía dentro de los marcos del capitalismo no es necesariamente nacionalismo; PUEDE significar promover condiciones más democráticas que resulten más favorables para el desarrollo de la lucha de los trabajadores.

Estamos por la unidad internacionalista de los trabajadores, y en algún caso concreto eso puede pasar por la fractura del estado de los burgueses.

De ser las cosas según este último punto ESTOY POR LA INDEPENDENCIA DE CATALUÑA. No sé si esa es exactamente la situación, sí creo que es en ese orden de cosas en que hay que discutir el tema.


(1) https://www.marxists.org/espanol/lenin/obras/1910s/derech.htm 
(2) (https://rolandoastarita.blog/2017/09/21/nacionalismo-catalan-y-un-texto-de-lenin/) ( https://rolandoastarita.blog/)






Entradas más populares de este blog

El 18 Brumario de Macho Camacho:

El vicepresidente boliviano Álvaro García Linera sobre Marx y la política indígena

Qué significa el golpe contra Evo para gente indígena como yo