Lo que queda de cinco mil días, imagen de Uruguay en Haití
>Una opinión personal


Luego de 13 años de ocupación, la ONU concluye el retiro de las tropas de una fuerza militar internacional, en que Uruguay participó durante casi todo el tiempo.

La BBC de Londres realiza un somero balance. Los cascos azules salen de Haití, "5 momentos complicados (sic) que marcaron la presencia de las fuerzas de la ONU". Esos serían.

1. La ocupación misma en 2010 con 8 mil efectivos que convalida y prolonga la invasión de febrero de ese año (EEUU, Francia y Canadá) que derrocó y secuestró al presidente (democráticamente electo) Aristide. La razón invocada, según esta recopilación, era resolver la "intensa inestabilidad" y la "violencia política generalizada", pero "fue un proceso muy lento", según la BBC.

2. En 2010 ocurre "el devastador terremoto". Haití queda en la ruina, la ONU aumenta sus efectivos a casi 15 mil y se suma la "invasión de las ONG", pero los resultados en incapacidad y corrupción fueron una vergüenza; la discusión sobre el tema queda deplorablemente saldada seis años después, cuando el impacto del huracán Matthew y sus secuelas repite el panorama, mostrando la persistencia de la vulnerabilidad de Haití. Un especialista en temas de asistencia humanitaria explica a la BBC: "no existe un modo sistemático y riguroso que analice en qué y cómo se ha gastado el dinero".

3. El cólera importado. La muerte de más de 10 mil haitianos (y casi un millón de afectados) trajo una epidemia de cólera que "había sido llevado a Haití por las propias fuerzas de la Minustah". La ONU ocultó y tergiversó los hechos para evadir su responsabilidad, y se escuda en la inmunidad legal que tienen sus efectivos. El análisis genético revela la "coincidencia perfecta" entre la cepa encontrada en Haití y la original en Nepal, la base de soldados nepaleses estaba asentada sobre el río donde se originó la epidemia. A su vez, la epidemia muestra la situación vulnerable debido a las carencias de infraestructura de agua potable.

5. (Dejamos el 4 para el final) La entrega del mando de seguridad a la policía y autoridades haitianas, inevitable en el retiro, muestra también que la dependencia desarrollada en el tema hacia fuerzas extranjeras. "La fuerza militar está asociada a los golpes militares y los peores crímenes contra la población, lo cual genera un rechazo ... piden que los recursos destinados a la milicia sean destinados a atender la pobreza de su población". Bueno, no es Haití tan distinto al resto.

4. La violación que era "broma". Así titula la BBC esto que dejamos para el final, para detenernos en ello, la "contribución" de Uruguay. Porque de cinco "complicaciones" nuestro país aportó una, al menos en forma destacada.

"Otro de los momentos más complicados que vivió la Minustah fueron las acusaciones contra los cascos azules por casos de violaciones a los derechos humanos. En 2011, el haitiano Johnny Jean, de 18 años, aseguró que fue víctima de cuatro militares uruguayos de la Minustah que lo asaltaron sexualmente. Los uruguayos señalados dijeron que se trató de una 'broma', pero el caso generó fuertes protestas en Haití contra la misión de la ONU". 


Esto dice la BBC, vamos a agregar alguna cosa más sobre este tema.

Lo que aparece acá es la "imagen internacional". La política exterior de nuestro actual gobierno busca supuestamente promover una buena imagen a ver si se puede sacar de ello un provecho económico. Pero al cabo de los casi cinco mil días en Haití, parafraseando al premio Nóbel Kazuo Ishiguro, "lo que queda" es esta imagen, Youtube mediante. Eso es lo que efectivamente queda para el mundo, la imagen de Uruguay.

Involuntariamente, queda a pesar de sí una contribución, porque la evidencia de estas violaciones han llamado la atención y se han señalado otros casos. La BBC cita el borrador de un informe de la ONU en 2015 que mostró que cascos azules tenían como práctica el intercambio de ayuda humanitaria a cambio de sexo en Haití y Liberia. "La evidencia sobre misiones de paz en dos países demuestra que el sexo transaccional es muy común pero pocas veces reportado".

No es reportado, debido a la práctica institucional de ocultamiento y complicidad de las autoridades militares y el gobierno mismo, como quedó en evidencia en el caso de la violación de Johnny Jean. 


Y las cosas podrían haber quedado ahí, la complicidad ya es algo suficientemente vergonzoso pero podría no agravarse más si se tuviese la prudencia, al menos, de callarse la boca. 

Pero hace un mes, Tabaré Vázquez tuvo el tupé de "mandarse el speech" en la ONU en una "Reuinón de Alto Nivel (sic) sobre prevención de la explotación y abusos sexuales"·. Tan de alto nivel que pasó desapercibida en la ONU, no se informó ni quienes fueron a escuchar. Pero Tabaré no desaprovechó para hacer otro papelón. Habló de "protocolos de actuación", etc etc y no dijo ni palabra sobre la responsabilidad directa que tuvo gobierno uruguayo en los casos ocurridos, ni la asumió tampoco. Los asistentes habrán contenido la risa que semejante desfachatez les provocaba.

La ONU, sin embargo, tuvo otra evaluación. Reprobó el desempeño de las tropas uruguayas en la misión en la República Democrática del Congo (MONUSCO), la canceló, y no asignó nuevos destinos para los uruguayos. Y nuestras autoridades están "muy preocupadas" por el impacto que esto tendrá en los problemas económicos de sostenimiento de las fuerzas armadas uruguayas. 


Uruguay tiene unas fuerzas armadas sobredimensionadas, con un costo excesivo para el Estado, y todos saben que son inútiles en materia de defensa territorial en un conflicto bélico, y todos saben también que nunca ocurrirá semejante conflicto bélico entre Uruguay y sus países vecinos, y a ninguna potencia de ultramar se le ocurrirá invadirnos. Uruguay nunca entrará en una guerra, y si entrase estas fuerzas armadas no le servirían para nada. Lo sabeos todos los uruguayos, aunque algunos se hagan los que no lo saben.

En esas condiciones se vuelve complicado justificar gastos excesivos en fuerzas armadas inútiles, más aun en momentos en que hay dificultades presupuestarias y se requieren distintos recortes. 

Prestar servicios mercenarios a Naciones Unidas fue, durante un par de décadas, un posible paliativo. No para hacer un negocio real, sino para disimular el mal negocio. Los servicios mercenarios han sido deficitarios, se gasta mucho más para mantener dicho servicio que lo que se le cobra al cliente, Naciones Unidas. Pero las cosas se pueden disfrazar hablando mucho del dinero que se recibe y poco del que se gasta sin contrapartida. 

Dice el ministro de Defensa:

“Con el dinero de las misiones de paz se ha podido comprar la mayoría de las cosas que se han adquirido como inversión en el Ministerio de Defensa Nacional... Hemos comprado municiones, granadas, cohetería, pistolas, fusiles, materiales blindados livianos, Land Rovers y radares móviles para el Ejército Nacional”.

"...se generó esa situación, casi un poco que de dependencia"  dice un diputado del gobernante Frente Amplio,  Carlos Rodríguez. Que un país, para sostener sus fuerzas armadas, supuestamente de defensa, dependa de instituciones extranjeras, es algo tan insólito y descabellado que sólo en virtud de la completa enajenación de la forma de pensar de estos gobernantes puede entenderse. Las racionalizaciones que se hacen son igualmente absurdas. Pero hasta ahora podían aludir, más o menos, a un presunto servicio "a la paz mundial". Ya es más difícil, si el cliente no compra más los servicios. 

Por cierto, se puede protestar contra estas decisiones de la ONU tal como hace el ministro de Defensa, que señala que los que recortan los víveres son las potencias belicistas que impulsan en el mundo las guerras más retrógradas. Claro que sí, y son precisamente esas potencias a las que se sirve con esa política mercenaria.

Hasta ahora esas mismas potencias habían tenido una cierta indulgencia con la incapacidad bélica de los efectivos uruguayos en esas guerras neo-coloniales. Las ponen en tareas menos exigentes y peligrosas de "protección de civiles".

Que hayan violado a un muchacho haitiano, si lo vemos dentro de las prácticas ya comprobadas de las tropas de la ONU, no debería ser motivo de tanto escándalo, si nos guiamos por los crudos hechos vistos. Pero ser tan torpes como para que esa violación aparezca en Internet mostrada a todo el mundo, ya es demasiado.

Lo queda de los cinco mil días de la ocupación de Haití, para el mundo, son cinco destacadas vergüenzas y Uruguay estuvo en todas, pero en una de ellas en particular salió en la foto. Eso es lo que quedará en la historia.

Ahora y aquí el déficit militar, el pesado e insostenible déficit de esta institución parasitaria, obliga al gobierno a encarar alguna forma de ajuste. Aparecen muchas contradicciones internas, con la corporación militar, y con sus respaldos políticos. Pero, obligado por la realidad, el oficialismo tuvo que entrar en el tema, aunque no sabe como salir.

Lo que resulta una vergüenza más es que la llamada izquierda radical, anticapitalista, revolucionaria, o como se quiera, no tenga siquiera una propuesta sobre el tema militar

Cuando solamente hay una propuesta, si no se quiere asumir, no hay ninguna propuesta 
--------------------------------------------
Notas previas sobre el tema:
Paradoja de “Defensa de soberanía” dependiente del extranjero.
Hay pocas cosas/ tan ensordecedoras/ como el silencio 

ANEXO: SE TUVIERON QUE METER LA AMETRALLADORA...
Luego de más de 20 años de servicio en el Ejército uruguayo, finalmente se ha decidido dar de baja la línea de trasportes blindado de personal SKOT/OT-64.... con una torreta armada con una ametralladora 14.5mmm KPVT... [el] blindado de transporte de personal con armamento más poderoso hasta ahora. Estos nobles vehículos fueron desplegados en la misión operativa de paz en Haití, con resultados mixtos debido a la dificultad de operar unidades tan grandes (8x8) en las estrechas calles haitianas. Sin embargo, en varias oportunidades, el gran poder de fuego de su ametralladora de 14.5 mm fue suficiente para dominar al enemigo en un ambiente urbano con muchas edificaciones donde parapetarse....Recientemente... los altos costos [y] las dificultades de mantenimiento fueron muy difíciles de superar y se decidió darlos de baja.

(De la página del Ejército, que informa que está prohibida su reproducción por cualquier medio sin autorización, etc. etc. Pero tengo donde parapetarme).

Entradas más populares de este blog